¿Cómo seleccionar el piso adecuado?


Todo tipo de piso de madera (unfinished, prefinished e incluso los melamínicos) que van a ser instalados en plantas bajas requieren de precauciones adicionales al momento de su instalación para prever posibles riesgos de humedad ya que la mayoría de los sistemas constructivos de la actualidad sumado al estado de las napas freáticas no garantizan la total aislación hidrófuga de las carpetas atentando esto severamente contra la vida útil del mismo.
De todas maneras para la elección del tipo específico de producto necesitamos contar con otros datos adicionales como ser: sistema de calefacción del ambiente (piso radiante, radiadores, aire caliente ó estufas), arquitectura de la casa (línea de diseño), desniveles (nivel de carpeta existente y nivel de piso terminado previsto), etc.
Para la selección de un piso para un ambiente debemos contar con varios datos previos a fin de dar con el producto que más se adecúe tanto a la finalidad que ese espacio tendrá, como al gusto del cliente y a la calificación técnica.

Los flotantes melamínicos

Son aptos para cualquier ambiente seco de la casa (no toilletes ni cocinas y mucho menos lavaderos) que se ubique en el interior. Dependiendo del tránsito del mismo, se recomienda la clase de flotante (AC3, AC4 y AC5 siendo esta última la más dura). Vienen en acabado mate, satinado y High Gloss. Con textura o lisos y su mayor ventaja es la rapidez de instalación y recambio.

Los pisos de madera clásicos (Un-Finished)

De madera maciza, requieren cuidados adicionales para su instalación dependiendo si se trata de una planta baja o alta. Los hay de maderas nativas y de forestación. Requieren de un tiempo de estabilización para realizar el acabado final (Plastificado o Hidrolaqueado). Al igual que los flotantes, son para uso interior y en ambientes secos. Sin dudas, la característica principal de este tipo de pisos tiene que ver con la calidez y calidad, algo muy difícil de igualar.

Los pre-finished

Pueden ser macizos o estructurados (ingenieril). Poseen las mismas características que los pisos de madera natural sólo que ya vienen con el acabado final de fábrica y una vez instalados quedan listos para usarse. Para la elección del tipo específico de producto necesitamos contar con otros datos adicionales: tipo de calefacción (piso caliente o aire / estufas), arquitectura de la casa (línea de diseño), etc.